Externas

Las empleadas del hogar externas o empleadas del hogar discontinuas, son las encargadas de llevar a cabo todas las tareas de limpieza, lavandería, plancha y cocina que hay que realizar en una casa y además se hacen cargo del cuidado de los más pequeños ( o de los mayores), durante su jornada laboral.

Son las profesionales del servicio doméstico más demandadas por las familias sin hijos o con hijos mayores. No pernoctan en la casa en la que trabajan.

La empleada del hogar externa tiene una mayor conciliación de su vida familiar y laboral que la interna. Esto repercute positivamente en la familia que la contrata, ya que la intimidad de la misma, es mucho mayor que cuando se trabaja con una interna.

La parte más negativa, sería la preocupación, por parte de los empleadores, del horario de trabajo, ya que la externa tiene un horario de llegada y de salida. A veces un retraso en la llegada de la empleada produce un grave contratiempo a la familia. También ocurre que no es tan fácil ausentarse por las noches o salir de viaje por un par de días, etc. Tendrán que ceñirse al horario pactado. En caso de pedírselo a la empleada tendrá un coste adicional.